ROJO Y GRIS


La niebla se confundía,

con los ahogados del naufragio,

puntos rojos en la noche sin día

camuflados con el gris neutro

apagados en melancolía. 

En un lugar detrás de los sueños viajaba un elefante sintiéndose el único amo y dueño, tras el la tortuga volaba hablando con laspalomas el pelícano pensó que era eterno.


 

Ella quiso morir, con los ojos inundados en dolor, que bonito sería vivir le dijo la pistola, yo tan solo valgo para la muerte, y nadie me amará como a ti, eres hermosa y no lo quieres ver, y por eso deseas marcharte de aquí.

SOLDADITO VALIENTE


Soldadito valiente que vas a matar,

mercenario a sueldo pagado,

sin bandera que besar,

un ejercito de estrellas doradas,

a por ellos sin piedad.


Un cuchillo que no corta,

unos lábios que no besan,

una soga que no ahorca

y un uniforme que no piensa.



MONTADO EN SU MONOCICLO 

Allí estaba el pasayo

de enormes zapatones

en equilibrio y sin brazos,

lunares que confundían,

con colores a trazos.


Adiós le dio al público

en su última función

ya no hay risas

gracias de todo corazón.

Miedos que no me dejan ser libre

en lo mas profundo de mi ser,

anclados desde la infancia,

incluso antes de nacer.

                           

Los fuertes y valientes se liberarán de ellos

pobres los que no los quieran ver,

que lástima dijo el sabio

pobre de el. 

AUTOESCLAVITUD

LA BUSQUEDA



Las cadenas que nos ponemos
nos hacen ser esclavos
de nuestra propia vida,
y eso no lo entendemos;


Van pasando los años,
y ya será demasiado tarde,
para cuando recapacitémos.